Desarrollo educativa en Mugina. Fase I: Construcción de una escuela de infantil y primaria

Desarrollo educativa en Mugina. Fase I: Construcción de una escuela de infantil y primaria

¡Proyecto en curso!

País: Ruanda
Área: Mugina
Beneficiarios: 600
Presupuesto: 346.000,00 €
Fecha de inicio: 15/12/2018

Tenemos
Necesitamos
0%
0,00 €
346.000,00 €

Descripción

Ruanda

JUSTIFICACIÓN DE LA NECESIDAD

La zona rural de Ruanda se caracteriza por una calidad educativa muy baja, motivada principalmente por el alto número de alumnos por aula, el bajo nivel educativo de los profesores y el menor acceso de la mujer.

Esta situación está causada por la poca responsabilidad gubernamental en la promoción de la educación rural. A pesar del desarrollo de Ruanda en los últimos años, este avance se refleja casi en exclusiva en su capital, Kigali.

Con este proyecto vamos a comenzar una estrategia educativa en Mugina con la que queremos aumentar el número de plazas escolares disponibles en la zona y mejorar el nivel educativo de los centros de esta área rural.

ANTECEDENTES DEL PROYECTO

El origen de la iniciativa reside en una identificación de proyectos realizada por Fundación Juan Bonal sobre el terreno en el año 2011. En esta identificación se detectaron distintas necesidades junto con la población local: 1) Desnutrición infantil; 2) Violencia sexual contra la mujer y embarazos prematuros y 3) Situación educativa en la zona.

Inicialmente se priorizó la puesta en marcha de una estrategia que permitiera a las familias poder atender la desnutrición infantil y la violencia sexual que sufre la mujer. Esta estrategia está en la actualidad en funcionamiento y consiguiendo buenos resultados que destacan por su replicabilidad en la zona.

Ante la insistencia de las familias durante este tiempo, las Hermanas de Santa Ana están ofreciendo clases en los cursos de Infantil.

El problema reside en la utilización de los espacios del Centro Nutricional y el Foyer para este cometido. Para el servicio educativo que prestamos actualmente en Infantil, disponemos de un buen número de profesores que son seleccionados a través de la Directora con un examen. La Comunidad también participa en su elección. La Directora tiene título universitario y las demás profesoras A2, equivalente a profesional con la especialidad en educación.

En la actualidad se atienden a 170 niños, pero lo espacios que disponemos deben ser devueltos a sus servicios originales.

En el nuevo terreno vamos a realizar la construcción de una escuela y un salón de usos múltiples con el objetivo de mejorar la situación educativa en la zona con la dotación de más plazas educativas y siendo un lugar de formación, encuentro y desarrollo de planes educativos que eleven la calidad educativa.

ESTRATEGIA EDUCATIVA EN LA ZONA

El objetivo que tenemos es conseguir un desarrollo educativo en el área de Mugina en Ruanda, mejorando y fortaleciendo la educación a distintos niveles en la provincia de Kamony.

Para ello, es necesario conseguir varios resultados en los próximos 5 años.

En primer lugar, es necesario aumentar las plazas educativas en el área de Mugina. Para ello, las Hermanas de la Caridad de Santa Ana en Ruanda ya disponen de un terreno. La necesidad más urgente actual es la obtención de los fondos necesarios para la construcción de un Colegio para los niveles de Infantil y Primaria.

De esta forma, podremos garantizar, en la escuela, un máximo de 30 alumnos por clase, beneficiando a un total de 600 alumnos.

Este Centro pretende ser un referente en la zona y un espacio donde se pueda promocionar la educación de toda Mugina. Por ello, se prevén acuerdos con otras instituciones para la formación de profesores, otro de las causas del bajo nivel educativo.

Estas formaciones se realizarán bajo una red educativa organizada y que vele por la promoción y el desarrollo de la educación en la zona.

Paralelamente a estas formaciones, se quiere involucrar también a las familias de Mugina con sensibilizaciones donde se explique la importancia de la educación de sus hijos. En este sentido, se hará especial hincapié en la importancia de la educación femenina, muy lastrada en esta zona rural.

Toda esta estrategia pretende que se cree una red educativa con jóvenes promotores que puedan extender estas sensibilizaciones entre colegios y parroquias de la zona.

Por último, está estrategia pretender concluir con una población local organizada, que defienda los derechos educativos de la zona rural y que con su unión consigan llevar a cabo una incidencia política para la mejora, a nivel público, de las condiciones educativas en el medio rural.