Una respuesta urgente ante el hambre en la frontera

21/04/2022 - Ecuador

La campaña especial de Fundación Juan Bonal en Lago Agrio, Ecuador, se ha traducido en la dignificación de miles de personas, que han visto cómo su desesperada situación se hacía más llevadera al recibir apoyo, cariño y bienes de primera necesidad.

Fundación Juan Bonal y todos los benefactores solidarios que han colaborado en esta campaña, junto con Fundación Tarabita y Fundación Conrad N. Hilton, lograron durante el año pasado calmar el hambre de más de 6.000 personas. Estos migrantes, en su mayoría venezolanos y también algunos colombianos, llegaron desde el exilio hasta Ecuador. Sufrían hambre, que no solo afecta físicamente a la persona, sino que también deteriora su estado emocional, porque menoscaba su dignidad. Esta campaña ha dado respuesta a esta necesidad de alimento, y lo ha hecho con un trato cariñoso, acogedor y respetuoso, devolviéndoles la fuerza y la esperanza para continuar luchando por reconstruir sus vidas. Los rostros de alegría, satisfacción y gratitud en estas personas son la mejor recompensa para quienes han puesto sus brazos al servicio de la solidaridad y para quienes colaboraron desde sus valores humanos.

La Hermana Sara Ligia refleja, desde la Casa Misión Santa Ana en Lago Agrio, cuán difícil es la situación de estos migrantes al atravesar la frontera. El hambre es muy intenso, no pueden acceder a trabajos estables y debidamente remunerados para ganar su sustento, cada día buscan cómo sobrevivir. Prefieren pagar un techo antes que comer, y no ser habitantes de la calle. Y cuando logran calmar el hambre, no quiere decir que estén alimentándose correctamente. Comen pastas, arroz, papa o plátano, productos básicos que llenan el estómago pero que no aportan todos los nutrientes necesarios. Desde el Comedor 5 panes, se les ofrece una comida adecuada, completa y nutritiva.

Sienten la impotencia de no poder conseguir con que alimentar a sus niños, que piden y lloran. Les animan a jugar o dormir para olvidarse del hambre. Sentir ese vacío y no poder satisfacerlo lleva a explosiones de violencia intrafamiliar, con los vecinos, con la sociedad y consigo mismos. Ante esta dolorosa realidad cotidiana, el Comedor 5 Panes es una respuesta urgente, contenedora de la violencia y desesperanza, atendiendo a la necesidad de alimento que presentan estas personas en situación de movilidad humana.

Desde el Comedor 5 Panes, se atiende a tres grupos de personas, según sus necesidades:
* El grupo de transeúntes es el grupo más grande. Más de 5.000 personas, en su mayoría venezolanos, llegan diariamente, atravesando Colombia y pasando a Ecuador, con el deseo de llegar a Perú, Chile o Argentina. Llegan sin dinero y pasan hambre durante el camino. La situación de los niños es angustiosa. A todos ellos, se les entrega una comida caliente para seguir su viaje.
* El segundo grupo está formado por más de 1.000 personas, que han decido quedarse en Lago Agrio en busca de una vida más digna. Pero la falta de trabajo o un salario justo les obliga a pasar períodos sin nada para comer. Estas personas recibieron una ayuda, en la modalidad de Bono. Esta modalidad permite hacer la selección y compra de los alimentos en una tienda específica, con la que previamente se realizó un convenio, buscando favorecer calidad y precio. Se atendió a familias de diferentes dimensiones, y el valor del Bono se calcula de acuerdo al número de los miembros que conforman la familia.
* El tercer grupo, también viviendo en Lago Agrio, está formado por familias con niños a quienes sus padres no logran proporcionar una alimentación diaria, lo que les provoca malnutrición. Son más de 1000 personas, agrupadas en 24 familias, que reciben diariamente una comida.

Fundación Juan Bonal reitera su más profundo agradecimiento a Fundación Tarabita, Fundación Conrad N. Hilton, a los benefactores que han colaborado de manera altruista con el proyecto y a todos los que han hecho posible esta obra de hospitalidad con los más necesitados.

Fundación Juan Bonal es expresión de solidaridad.

***

Conoce más sobre la labor de la fundación y sus misiones en el mundo a través de los sitios web y Facebook:
www.fundacionjuanbonal.org
www.padrinos.org
www.colaborador.org
www.facebook.com/fundacion.bonal/