Chaclacayo

País: Perú

Chaclacayo
Chaclacayo

Hnas. de la Caridad de Santa Ana
Avda. El Rosario, nº 640
Chaclacayo - Lima - Perú

En 1930 el Doctor Pérez Aranibar y dos médicos colaboradores, Tomás Valle y Miguel Echenique soñaban con hacer un hogar para atender a los niños que vivían en los alrededores; huérfanos, abandonados o simplemente no queridos por nadie. Hablamos de "El Palacio de los Desheredados" nombre oficial que se dió al centro y que invitamos con estas letras a conocer...

Con el tiempo fué la beneficiencia pública la que asumió el objetivo de facilitar un futuro digno a los pequeños desamparados, intentando recoger de las calles a pequeños vendedores de cualquier cosa, raterillos sin otra oportunidad y pequeños obreros que no tuvieron otra opción. Con el tiempo el centro, en honor a su promotor, recibió el nombre de "Puericultorio Pérez Aranibar". En el año 75 y a petición del Arzobispado de Lima, las hermanas de Santa Ana fueron a hacerse cargo del Orfanato bajo la dirección de una Licenciada en Educación y con el apoyo de los Hermanos del Sagrado Corazón y asistentes médicos, Psicólogos, Profesores, Auxiliares de Enfermería y de formación.

El objetivo del centro es dar a estos niños amor, cariño y comprensión capacitándoles con una formación a fin de que disfruten de oportunidades acordes a las necesidades de su país dando opción a niños y niñas hasta los 18 años. Así, las 30 hectáreas de este proyecto están dedicadas a un hogar de infantes, con niños hasta los 6 años, un hogar de mujeres que atiende a jóvenes hasta los 18 años y un hogar de varones que dedica sus recursos a jóvenes entre los 6 y 18 años.

Cada hogar tiene su dormitorio perfectamente organizado. Cada niño o niña dispone de su cama y armario en el que pueden guardar sus enseres personales, normalmente un par de zapatos, un vestido y su uniforme escolar. María nos enseño su armario y las niñas su dormitorio que pueden verse en las fotos adjuntas a este artículo.

También disponen de un patio de recreo con los motivos habituales; columpios, tobogán y sobre todo un terreno cultivado con césped donde pueden jugar sin temor a heridas por caerse.

Aproximadamente el centro alberga a 550 niños y niñas cuyas características son:

-El sufrimiento de un abandono total. Se trata de niños que al nacer son dejados a las puertas de cualquier centro oficial por la imposibilidad de ser atendidos por sus familiares.

-Huérfanos de padre y madre. Han perdido a sus padres y no tienen otra opción familiar. Habitualmente están por las calles hasta que son atendidos y llevados al Puericultorio.

-Que se encuentran en situación de alto riesgo por el entorno.

-Que sufren un gran riesgo de peligro moral. Recientemente el padre de una niña iba a ser operado y vino su tío a la casa para atender el hogar. Este abusó de la niña. No te puedes fiar ni del más allegado.

-Que suponen una carga familiar. Es fácil ver por las calles niños vendiendo con un pequeño cesto colgado del cuello y caramelos, chiclets, o cualquier baratija. Todo el mundo en Lima vende algo y ¿quién compra? Se trata de un ejemplo de supervivencia.

Las actividades que se realizan se dedican fundamentalmente a la formación en educación primaria y secundaria aportando en los casos necesarios estimulación temprana a niños que han nacido con algún retraso. Además se trabaja en la formación complementaria en talleres de capacitación. Así, se forma en manualidades como la cerámica, carpintería o la cosmetología en función de las necesidades y oficios que se reclaman.

El Puericultorio recibe ayudas de la Beneficiencia Pública de Lima, empresas particulares, personas anónimas y los padrinos de algunos niños. A todos damos muchas gracias.

Galería fotográfica de Chaclacayo

Centros relacionados con Perú